Traducción de patentes

Es un hecho lamentable que, durante mucho tiempo, las traducciones en el campo de patentes no hayan recibido el trato que se merecen.
Gracias a la Patente Europea, al libre comercio en Europa y al fuerte crecimiento en los países emergentes y en desarrollo y, por último, a la legislación europea, esta situación ha cambiado radicalmente.

Mientras que hace 15 años, muchas de las solicitudes de patentes se presentaban y se concendían solo en los EE. UU., Japón y en algunos países europeos, actualmente, estos casos son más bien infrecuentes. Ya solo la cifra en continuo aumento de los miembros de la CPE (Convenio de la Patente Europea) y el establecimiento de fábricas con un equipamiento muy moderno en los antiguos países del bloque oriental de Europa Central y Oriental ha hecho aumentar considerablemente el número de países por validación.

En los próximos años será en China donde se presente el mayor número de solicitudes de patentes. También en Brasil, Rusia y otros países considerados como "exóticos" en el pasado se presentan, con regularidad, solicitudes de patentes, y el campo de la alta tecnología es impensable sin las solicitudes de patentes de Corea del Sur o de Taiwan. Por no hablar de algunas solicitudes importantes referentes a medicamentos o, un ejemplo del pasado, las botellas de plástico, que se presentan en en la mayoría de los países, por no decir en todo el mundo. Evidentemente existen grandes diferencias entre los países seleccionados en función de la especialidad. Por ejemplo, en el campo del calzado deportivo, los países interesantes para los solicitantes son diferentes de aquellos países para los que se solicita una patente para un medicamento contra el cáncer de próstata.

En la mayoría de los países hay que hacer una traducción para poder presentar una solicitud. Las únicas excepciones en el caso de solicitudes de patentes en inglés se dan, por supuesto, en los propios países de habla inglesa, así como también, en países que permiten una solicitud en inglés, como es el caso de Singapur o Taiwan.

ea patent wissenswertesPero no es este el unico momento en el que se hace necesaria una traducción. Durante el proceso de concesión, las autoridades (p. ej. la Oficina de Patentes y Marcas de EE. UU., USPTO por su siglas en inglés) pueden exigir traducciones de publicaciones en idiomas extranjeros, o partir del supuesto de que una publicación resulte perjudicial para la solicitud que se está examinando, de modo que el solicitante tenga que hacer una traducción para poder argumentar ante las autoridades.

La necesidad es mucho mayor cuando hay que defender una patente en los EE. UU. ante los tribunales. En este caso, el volumen de traducción necesario puede alcanzar rápidamente las 10.000 páginas.

Independientemente de si usted es un abogado especializado en patentes, un especialista en patentes, una firma de servicios o un inventor, debería plantearse cómo conseguir una traducción de calidad a un precio adecuado.

Las posibilidades más comunes son las siguientes:
Empresas de traducción y servicios lingüísticos Traductores autónomos Algunos, tal vez, mencionarían una traducción gratuita en línea.
Cada una de estas posibilidades tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

Una gran empresa de traducción y servicios lingüísticos puede hacerse cargo de un volumen muy elevado en muchos idiomas y especialidades. A fin de asegurar la calidad, la mayoría de las veces, se aplican el denominado principio de cuatro ojos y el control final, se expiden certificados como confirmación de que el texto se ha traducido correctamente. Pero este procedimiento tiene también su precio. La calidad de las traducciones puede diferir en función del traductor autónomo al que se le ha encargado la traducción. También, a veces, se hace uso de subcontratas de modo que el traductor recibe muy poco del precio ofertado.

Si se encarga la traducción a traductores autónomos, hay que contar con una gran inversión de tiempo y de recursos para gestionar el proyecto, porque según el idioma y dentro del plazo de entrega se necesitan, como mínimo, dos traductores (para la traducción y la revisión), y todas las dudas hay que enviarlas directamente a la persona que ha hecho el encargo. Como el traductor tiene también otros clientes, no se puede estar nunca seguro de si está disponible o no. Un despacho de abogados especializado en patentes con varios campos de especialización va construyendo, poco a poco, su propia agencia de traducción. De esta manera se puede obtener un mejor precio. Pero resulta dudoso que este ahorro supere los costes internos.
Si bien es verdad que en los últimos años se han conseguido grandes mejoras en los servicios de traducciones en línea, siguen estando muy lejos de ofrecer la calidad necesaria para solicitudes de patentes y procesos judiciales. Como muy bien cualquiera puede convencerse por sí mismo, estos programas tienen, ya incluso con textos relativamente fáciles, grandes dificultades en ofrecer una traducción, por lo menos, comprensible. Si la importancia reside en la pequeñas diferencias técnicas, estas pueden convertirse para el solicitante en algo perjudicial y tener consecuencias graves.

Por ejemplo, la diferencia entre "comprissing" y "consisting of" en español "que comprende" y "constituido por" puede resultar de gran importancia en el derecho de patentes.
Y existe también Tetrapod Translations, una empresa pequeña de traducción que le ofrece servicios de traducción de patentes en varios idiomas. Siempre prestamos atención a que los precios que usted pague sean justos y a que la remuneración que recibe cada uno de los traductores sean también justa.